Mariposa


Vuelas alto mariposa
y te ves tan hermosa
escondida tras tus colores.
Vuelas alto
y tus alas son
una con el viento
que parece no resistirse.
Vuelas alto
y las flores
extrañan tu presencia
en el jardín.
¿Cuál será el límite
de tu deseo de subir
y distanciarte
de este humilde servidor?
Todas las preguntas
que no te haces, mariposa,
las tengo guardadas en el pecho
y en la algún lugar de mi mente.
Quiera tu destino
no ser un nuevo Ícaro
pues no podré alcanzar
a salvar tu cadáver.
¿Acaso todo fue un sueño?
O ¿Solo yo soñaba
que vos volabas
mientras me hundía
y vos estabas en tierra firme?
Sin embargo,
en mi sueño,
vos te dejabas llevar
por la imaginación, mariposa,
 y fluías hacía algo superior.
El despertador
interpreta una canción
que día a día
odio más.