Sueños subversivos

La legión avanza
y es implacable,
son todos aquellos
sueños que quedaron
en el tintero.
Reclaman un lugar en mi vida,
en nuestra vida,
porque están cansados
de ser postergados.
No hablo de las eternas utopías,
como un mundo pacífico
sin estados
o toda una vida en primavera.
O un mundo sin Dios
o con Dios presente,
no con un dios
asesinado por nuestras manos.
Sino de aquellos sencillos,
como la recompensa,
epílogo del esfuerzo
en el trabajo.
O el beso solitario
de aquella dama
que quizá sueñe con nosotros,
pero que no conocemos.
O el día en que las alternativas
se hagan única opción,
de la cual no podremos escapar.
Esas pequeñas ilusiones
que viven en lo profundo
de nuestras almas
y que no somos
capaces de cumplir
porque nuestras fuerzas
muchas veces nos traicionan.
Ojalá algún día ese ejército,
esos revolucionarios
nos venzan.
Lástima que para algunas cosas
seamos tan poderosos,
tan impermeables.