Aunque baje la nieve

No es el primero, 
ni será el último 
de mis silencios.
El cuartel, 
las ventanas vedadas, 
las tormentas y el frío, 
las síntesis del invierno.
Los meses que discurren 
sin novedades 
ni emociones, 
una vida que se escapa.
Hay hostilidades, 
insultos y presiones, 
tratan de despertar al dragón.
Pero las tropas aún descansan, 
solo se alistarán cuando aparezca 
algún enemigo que ennoblezca.