Pequeños momentos


Nuestros ojos
se despidieron
sin que lo sepamos
o imaginemos.
Pero en ese momento previo,
que pudo ser cualquier momento,
éramos felices.
Y ese momento
se podrá repetir
con cualquier otra persona.
Pero no será nunca igual,
porque junto a mí
tú no estarás.
El futuro será entonces
solo un espejo imperfecto,
un recuerdo revivido.
Mis poemas,
simples elegías
que contarán al cansancio,
algo que no supiste entender.
Bajo el cielo,
esta puede ser
la historia de cualquiera.