Muchacha en el colectivo

Qué hermoso perfil,
como de estatua o esfinge.
Te contemplo y no entiendo
por qué no durará para siempre
o por qué la rosa se marchita con el día.
¿Qué moneda lleva tu imagen?
Para guardarla eternamente
como un pendiente que cuelga
a la altura del pecho.
El mundo se termina
para volver a comenzar
una vez más,
pues llegaste a destino
y el camino ahora
será insoportable otra vez.
Lo más probable
es que no te vuelva a ver,
espero olvidarte
alguna vez
para poder continuar
sin las nostalgias
de ese bello caminar.