Mal Sueño

Una suerte que se pierde, el cristal de los sueños rotos. Alguien golpea la puerta de tu subconsciente, aunque te sabes despierto. El cosquilleo de tu estomago es normal, estás cerca de algo sobrenatural. Eso que no te deja dormir, dormido, es lo que no hiciste, o lo que sí. Alegorías de cosas que no existieron, fantasmas que no conocerás, pero que en el fondo te aterran.
Tu cerebro es el victimario de tu corazón y tú, como mediador, debes soportar el embate violento del ajuste de cuentas. Solo quedan mentiras, que al despertar no recordarás. Eso sí, ten cuidado con lo que despierto haces, tarde o temprano rendirás cuentas, aunque por experiencia, siempre es más temprano que tarde.

1 Comment

  1. Anónimo 08/12/2009 at 7:25 pm

    Me gusto muchisimo, llegue a tu blog por un cuento corto que publicaste en relatos web. Se llama aceptar que tambien me encanto. Bueno te mando un abrazo y te paso la direccion de mi blog si queres pasar. Es http://www.laoscuridaddeljardin.blogspot.com.
    Suerte.Alan Smithe